A cinco años de su irreparable pédida, el dirigente de APHARA luchó por los derechos laborales

LA ACTIVIDAD HIPICA RECORDO AL GRAN MIGUEL ANGEL QUIROGA

(7 de abril) Hace cinco años, la actividad hípica en su conjunto sufría la irreparable pérdida de Miguel Angel Quiroga, quien comenzó como un trabajador más hasta llegar a ser secretario general de la APHARA. Entre tantas conquistas que llevó adelante en defensa de las fuentes y puestos de trabajo de la actividad, logró la instalación de los Slots en el Hipódromo de Palermo para evitar su cierre, la aprobación de la Ley del Turf en la Provincia de Buenos Aires para mantener los Hipódromos Provinciales y toda la Actividad Hípica y firmó el primer Convenio Colectivo de Trabajo con el Jockey Club en el ámbito del Hipódromo de San Isidro.

El actual titular de la Asociación del Personal de los Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina, Diego Quiroga, señaló que “más allá de su destacada gestión sindical y política, se nos fue una gran persona, un gran compañero, un dirigente que estaba al servicio de los trabajadores y trabajadoras en todo momento, que además de llevar adelante todas las batallas que se le presentaron se preocupó por enseñarnos y prepararnos para esta tarea de representar gremialmente a nuestras compañeras y compañeros”.

Apuntó: “Reconocido y apreciado por toda la dirigencia Sindical por ser un gran Peronista, tanto por su participación en la Confederación General del Trabajo (CGT) como en las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas. Siempre atento, firme en sus convicciones, y con esa personalidad que contagiaba alegría hasta en los momentos más difíciles a todos los que lo acompañamos”.

Subrayó que “a cinco años de su partida, la mejor manera de recordarlo es siguiendo su ejemplo, trabajando por todos las compañeras y compañeros de Trabajo y de la Industria Hípica, sin dar por perdida ninguna batalla. Él sigue presente en cada uno de nosotros y nos acompaña día a día para no bajar los brazos en estos tiempos tan difíciles que atravesamos”.

Por último, y ya en su rol de hijo al que le transmitió toda si experiencia, tanto en la vida como en la dirigencia, Diego recordó a su padre Miguel Angel Quiroga: “Gracias viejo por toda tu enseñanza y por haberme mostrado este camino que tanto significa para mí que es la Representación de los Trabajadores”.

ULTIMAS NOTICIAS