ADEMYS realiza una huelga por 72 horas mientras que UTE realizará una protesta este miércoles

COMIENZA EL CICLO LECTIVO PORTEÑO CON PAROS Y JORNADA DE PROTESTA DE LOS GREMIOS

(17 de febrero) La secretaria General de Ademys (uno de los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires), Mariana Scayola, consideró que "no están garantizadas las condiciones sanitarias" en los colegios porteños, ratificó un paro de actividades por 72 horas a partir de este miércoles, y reclamó un salario mínimo de "55.000 pesos" para los trabajadores del sector. La medida de fuerza afectará las clases hasta el viernes inclusive, mientras que este miércoles, los maestros y maestras nucleadas en UTE- CTERA realizarán una jornada de protesta en desacuerdo con el plan sanitario aplicado por el gobierno de la Ciudad. Además, está prevista una marcha para el jueves, a las 17, desde el Congreso hasta el Palacio Pizurno en coincidencia con el inicio de las paritaria nacional docente.

"En lo que hace al comienzo de las clases, nosotros estamos arrancando con una medida de fuerza de 72 horas, miércoles, jueves y viernes de esta semana, porque entendemos que tal como la está planteando el Gobierno porteño, es una vuelta a la presencialidad que no garantiza las condiciones sanitarias ni para los estudiantes ni para los docentes", dijo Scayola.

En ese sentido, la dirigente estimó que el inicio de clase anunciado por el Gobierno porteño para mañana "será complicado, tanto por lo sanitario, pero además, con un reclamo salarial", por parte de Ademys.

El gremio pide "que el salario mínimo de los docentes en CABA no sea menor a los 55.000 pesos, en línea con lo que cuesta una canasta mínima de alimentos", precisó.

La decisión de la medida de fuerza se tomó la semana pasada en una asamblea luego que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentara el protocolo final para la vuelta a las clases presenciales mañana, que entre otras medidas estableció un regreso escalonado cada 10 minutos y las burbujas por grado, sala, curso o año.

"No están dadas las condiciones para un retorno seguro como se publicita; por el contrario, de hecho, se deslinda en cada escuela la responsabilidad de la aplicación de los protocolos lo cual ampliará la desigualdad educativa ya que no tienen los mismos recursos todas ellas", concluyó la dirigente gremial.

ULTIMAS NOTICIAS