El titular del Sindicato de Tintoreros y Lavaderos informó sobre mejoras en el sector y crisis en actividad

PANDOLFI RECLAMO BONO DE $5.000 PARA EL PERSONAL DE ROPA SANITARIA

(24 de Septiembre) El secretario general del sindicato de Tintoreros y Lavaderos, Luis Pandolfi, planteó un oscuro y complicado panorama para los trabajadores y trabajadoras de la actividad, pero destacó la particular situación que atraviesa el personal de la ropa sanitaria quienes están en el manejo diario de sábanas, de ropa de los profesional de la Salud, de enfermeras, ropa de cirugía, grupo en el que “hemos tenido muchos contagios pero gracias a Dios no tuvimos que lamentar ninguna pérdida”. Para este sector, reclamó al Gobierno que se incluya a este grupo en el reconocimiento a la actividad sanitaria con el bono de $ 5.000 y considerados dentro de la misma normativa y beneficios”.

Pandolfi remarcó que “esos trabajadores y trabajadoras están en la primera línea de trinchera y merecen ser reconocidos por el Gobierno porque están poniendo en riesgo sus vidas y las de sus familias”.

Por otro lado, el titular de la UOESTYLRA informó que “hemos cerrado un bono de $2.000 para todos los trabajadores y trabajadoras de la actividad por ser el día del gremio” (martes pasado), un bono de carácter no remunerativo que se pagará en la segunda quincena del mes en curso y a partir del 1 de Octubre donde se comenzará en el gremio con la apertura de paritarias.

Pandolfi también se refirió a la complicada situación de los lavaderos industriales de hotelería y gastronomía, cerrados desde el primer día del aislamiento. Desde ese momento, “los restaurantes dejaron de trabajar y todo lo que era hotelería, no solamente de turismo interno sino externo, pasó a trabajar de una manera paralela a la sanidad pura y exclusivamente de Covid”, con lo cual, pasaron automáticamente a todos los lavaderos industriales de ropa sanitaria.

En este marco, indicó que hubo un arduo trabajo con algunos empresarios del sector de manera que pudieran canalizar u oxigenar a aquellos que se habían quedado sin trabajo. Definió como “muy difícil” la situación y se mostró comprensivo respecto a que “entendemos que es lo último que se va a reabrir, aunque de a poco los restaurantes al aire libre están comenzando a funcionar para poder trabajar”.

ULTIMAS NOTICIAS