Intervinieron el presidente de la Cámara, Federico Otermín, el jefe del Bloque del FdT, Facundo Tignanelli y el hijo del sindicalista

PIPA DE LA PAZ: HABRA HOMENAJE A JOSE IGNACIO RUCCI EN LA LEGISLATURA BONAERENSE

(22 de Septiembre) Vale la pena reconocer los errores. Planteamos desde este medio que era innecesaria la diputa interna, sobre todo con el clima destituyente reinante. Quien tomó cartas en la disputa por el homenaje a José Ignacio Rucci fue el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, junto con el jefe del Bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, quienes se comunicaron con Aníbal Rucci, hijo mayor del sindical, y cerraron la discusión que generó malestar en el movimiento obrero. Otermín, Tignanelli y Rucci convinieron que en la próxima sesión finalmente habrá un homenaje a José Ignacio Rucci y dieron por saldado el asunto.

"Escuché y fui escuchado. Habrá un homenaje a Rucci en la próxima sesión. Frente al oportunismo de los de afuera, el debate serio en el seno del Frente de Todos, indispensable para volver a poner de pie la Nación y la Provincia! #Unidad", precisó Rucci desde su cuenta de Twitter.

La historia comenzó cuando el kirchnerismo se negó a tratar un proyecto para que la legislatura bonaerense le rinda homenaje a José Ignacio Rucci, el dirigente peronista y sindical que fue asesinado el 25 de septiembre de 1973 por la agrupación Montoneros.

El pedido de homenaje lo impulsó el diputado de Mauricio Viviani (Juntos por el Cambio), quien a través de un proyecto de Declaración solicitó "conmemorar y recordar al dirigente gremial José Ignacio Rucci, al cumplirse el próximo 25 de septiembre el 47 aniversario de su brutal asesinato". Viviani planteó: "No logro entender cómo puede ser que no haya sido aprobado el tratamiento de un homenaje a Rucci".

Ante esta situación, apareció la queja de la CGT, que a través de un comunicado (y solicitada mediante), remarcó: "Recordamos y honramos a un gran dirigente sindical Peronista Jose Ignacio Rucci". Y cuestionó la postura del kirchnerismo: "No podemos menos que sentirnos menoscabados en nuestro sentir justicialista cuando se niega un merecido homenaje solo por considerar en ello matices políticos".

"A esta altura de la historia Jose Ignacio Rucci, muerto por su lealtad a Perón, tiene su reconocimiento más allá de cualquier bandería", agregó, recibiendo el acompañamiento del Frente Sindical para el Modelo Nacional, las 62 Organizaciones y algunas regionales de la central obrera.

Finalmente, la intervención de Ortemín fue fundamental para calmar las aguas en un tema que, parece, golpeó las puertas de la Casa Rosada, donde también dejaron trascender su preocupación por generar un conflicto de la nada.

ULTIMAS NOTICIAS