Reclamaron la reincorporación de las despedidas y un aumento del 100%; el jueves vuelven a marchar

MOVILIZACION DE TRABAJADORES DE CASAS PARTICULARES AL MINISTERIO DE TRABAJO

(16 de Septiembre) Las Trabajadoras de Casas Particulares realizaron una jornada de movilización al ministerio de Trabajo donde reclamaron la reincorporación de las despedidas durante la pandemia y la apertura de paritarias con un aumento salarial del 100 por ciento. Las representantes gremiales fueron recibidas por funcionarios de la cartera laboral, pero como no recibieron una respuesta satisfactoria a sus demandas, anunciaron que realizarán una nueva marchar el próximo jueves. Este sector no esta sindicalizado y se referencia en partidos de izquierza. De hecho, militantes del Partido Obrero participaron de la protesta.

La representante del plenario de trabajadora, Amanda Martín explicó que "el primer punto es la reincorporación de todas las despedidas y un registro amplio de las trabajadoras. Muchas se anotaron al IFE y aunque no lo cobraron, esa puede ser la base para un registro. En segundo lugar, pedimos un aumento del 100 por ciento".

Las trabajadoras de casas particulares cobran un promedio de $145/hora y unos $18.000 mensuales, "muy por debajo de la Canasta Básica Social", apuntó. Son 1.400.000 trabajadoras y casi el 77 por ciento del personal no está registrado. De las que están registradas, aún con el decreto de prohibición mediante, un 20 por ciento fueron despedidas de todas formas. 

María del Carmen Díaz, vocera de la agrupación Trabajadoras de Casa Particulares detalló la emergencia: "Yo soy jefa de mi casa, yo tengo hijos menores y hoy por hoy tienen que depender de un hermano pero yo soy la responsable de mantener a mis hijos y no lo puedo hacer, porque no tengo un ingreso, no tengo nada. El IFE que cobré es nada, no te alcanza ni para llenar la heladera". 

Muchas sobreviven gracias a la ayuda familiar "Es degradante, es humillante estar dependiendo de los otros", relata Díaz. Otra complicación padecen quienes no estaban registradas porque ni siquiera accedieron al IFE. 

Desde el Polo Obrero, responsabilizaron al Gobierno nacional por negociar con el FMI en vez de darle paritarias a las trabajadoras. Y en otro orden de señalamientos políticos, María del Carmen Díaz, apuntó que ella con su familia vive en la Villa 31 y teme perder su casa "por la mala urbanización" organizada por el Gobierno de la Ciudad. 

ULTIMAS NOTICIAS