La CATT le pidió "compromiso" ante la emergencia; apoyo al impuesto a las grandes riquezas y reclamo por Ganancias

GREMIOS DEL TRANSPORTE EXIGIERON A CGT "UNIDAD" Y "RELACIONARSE CON TODOS LOS SECTORES

(25 de Julio) La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) respaldó "la sanción de un impuesto a las grandes riquezas", ratificó su rechazo a "la continuidad de Ganancias sobre los salarios" y se opuso a "la reformulación de las condiciones laborales e impositivas sin que haya participación gremial". La declaración de la poderosa CATT -liderada por el ex secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid en tiempos de triunviro, e integrada por los Camioneros de Hugo y Pablo Moyano- pareció un llamado de atención a la central obrera. De hecho, convocó a "la unidad sindical en tiempos de emergencia" y reclamó a la CGT "un compromiso para relacionarse nuevamente con todos los sectores, a fin de convenir una estrategia común ante los grandes desafíos que se avecinan".

Los secretarios general y de Prensa de la entidad que agrupa a más de una veintena de sindicatos del transporte terrestre, aéreo, marítimo y fluvial, Schmid y Juan Pablo Brey, analizaron "el impacto de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus en el transporte" y señalaron su "gran preocupación" por "los efectos de la emergencia sanitaria".

"La CATT, limitada por la pandemia, observa con gran preocupación los efectos de la crisis sanitaria. Aunque casi la totalidad de sus gremios permanecen activos, el impacto, características y expectativas son diferentes según el caso", indicaron.

Los dirigentes sindicales sostuvieron que "se marcha hacia la reconfiguración de todos los sectores y habrá muchos perdedores, aunque algunos ganarán", y explicaron que "las plataformas viven su mejor momento, como el comercio electrónico y sus aplicaciones, que esconden su responsabilidad en el contexto de la cadena logística para evitar la sindicalización de trabajadores".

Schmid (portuarios) y Brey (aeronavegantes) puntualizaron también que "la crisis amenaza al personal aéreo con recortes y despidos"; señalaron que el actual escenario cobija a "ganadores, perdedores y cómodos" y rechazaron por ser "un disparate" el aumento de los aportes del sistema previsional en Entre Ríos. "De nuevo se produjo una salida fácil con esa iniciativa, es decir, pagan los trabajadores activos los errores de administración de los políticos", remarcaron.

Los sindicalistas exhortaron a realizar "un esfuerzo para desentrañar los efectos económicos y su comportamiento para hallar una salida a la crisis", y remarcaron que ante la actual situación deben contribuir quienes "mayor capacidad tienen".

Schmid y Brey convocaron a un encuentro presencial de secretarios generales de la CATT para el 20 de agosto próximo en la sede gremial de la Avenida Jujuy al 1000, en la ciudad de Buenos Aires, para llamar a "la unidad sindical".

ULTIMAS NOTICIAS