Advierten que casi el 80% de los establecimientos cerrarán y reclaman asistencia financiera e impositiva

HOTELEROS Y GASTRONOMICOS AFIRMAN QUE PELIGRAN 650.000 EMPLEOS

(2 de Julio) La presidenta de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), Graciela Fresco, advirtió que "de persistir la actual situación, se prevé que el 65% de los establecimientos hoteleros irán al cierre definitivo y un 75% dice lo mismo en el ámbito gastronómico". Según estiman los empresarios, casi 7 de 10 hoteles y casi 8 de 10 restaurantes y bares de todo el país, que emplean a unas 650.000 personas, están al borde del colapso a raíz de la inactividad provocada por la pandemia de coronavirus, situación se agrava mucho más en la zona del AMBA, con el reciente endurecimiento de la cuarentena.

Según distintos estudios, la experiencia gastronómica y hotelera en la industria turística cada vez tiene mayor relevancia en términos estadísticos porcentuales. “La gente pone cada vez más el foco en la oferta gastronómica y hotelera a la hora de elegir un destino”, confirma Alejandro Pastore, presidente de Paseo Pelegrini (Rosario) y secretario de Aehgrar, filial rosarina de Fehgra.

Los actores del sector se autoconvocaron para reclamar un "mayor apoyo" del Estado Nacional y la urgente sanción de una Ley de Emergencia, que incluya beneficios impositivos y crediticios. El reclamo, según las empresas, es para que la actividad pueda hacer frente a "la profunda crisis que atraviesa, a causa de la pandemia y el consecuente aislamiento social".

"El sector está en emergencia. Nuestras empresas dependen en su mayor parte de una actividad que hoy está legalmente prohibida, el turismo, y que no se recuperará rápidamente. Nuestros hoteles están cerrados y los establecimientos gastronómicos también desde hace más de 100 días y sin poder avizorar por cuánto tiempo más, previendo que la actividad turística no se reactivará este año. Son estas particularidades las que nos hacen pedir al Poder Legislativo que sancione una ley acorde a nuestro panorama crítico", alerta Fresno.

Los empresarios solicitan en forma urgente: ATP Para todas las Empresas, sin distinción de cantidad de empleados, hasta tanto se retome la actividad normal y habitual. Eliminación de todas las contribuciones patronales por el mismo periodo. Reducción de tarifas de servicios públicos. Créditos a tasa cero para capital de trabajo. Reducción del IVA al 10,5 %. Exención de IVA al turismo Nacional. Tomar a cuenta de ganancias el gasto en turismo. Amplia moratoria que incluya el pago de todas las deudas generadas hasta el momento de la reapertura y suspensión de las ejecuciones fiscales. Exención del impuesto a los créditos y débitos bancarios. Eliminación de las comisiones de tarjetas de crédito por 12 meses luego de la apertura.

Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo y titular de la cadena Amerian, coincide con Fresno, al señalar que es necesaria “una ley de emergencia de manera urgente. A medida que los meses pasan con los hoteles cerrados, la crisis se acentúa. Necesitamos un ATP que contemple las particularidades que está atravesando la industria y dure por lo menos hasta fin de año; necesitamos beneficios fiscales (como reducción de alicuota de IVA o deducción de gasto de turismo interno en ganancias por un período amplio). Son apenas algunas de las medidas que necesitamos para que las decenas de hoteles que ya han cerrado no se conviertan en cientos de hoteles en los próximos dos meses. Desde el 13 de marzo que venimos solicitando la emergencia y aún no hay ley”.

 

ULTIMAS NOTICIAS