Busca moderar los reclamos salariales y mostrar al FMI una señal de apoyo de los gremios

EL PRESIDENTE ALMORZO CON DAER: HABRA REUNIONES CON CGT Y DOS CTA

(13 de Febrero) Cláusula gatillo, inflación, lucha contra la pobreza y el hambre, renegociación de la deuda externa, paritarias, aumentos por decreto, evolución de la economía y hasta una próxima reunión con los principales gremios de la CGT, las dos CTA y otros sectores sindicales. Estos fueron algunos de los temas que a agenda abierta trataron Alberto Fernández y Héctor Daer, jefe del sindicato de Sanidad y cotitular de la principal central obrera del país, durante el almuerzo privado que mantuvieron por 90 minutos. 

La charla de Fernández con Daer fue distendida, no como la que mantuvo con el líder de los Camioneros, donde trataron temas ásperos, como la negociación que éste mantuvo con las cámaras empresariales del sector y en la que logró un aumento salarial que no tomó en cuenta los parámetros ideales que viene sugiriendo el Gobierno: otorgamiento de sumas fijas como anticipos para compensar la inflación y postergar las paritarias hasta mediados de año. 

Así y todo, a la salida del encuentro, Daer se preocupó en aclarar que en ningún momento el jefe de Estado le pidió que los gremios “moderen las expectativas salariales”. 

Alberto Fernández, en su visita a la CGT de noviembre pasado Alberto Fernández, en su visita a la CGT de noviembre pasado Daer le aseguró que mientras los aumentos salariales por decreto a cuenta de las paritarias no sean inferiores al índice de inflación, el sector gremial seguirá alineado a los intereses de la Casa Rosada sin fisuras. También volvió a remarcar que los integrantes de la CGT se sienten parte del Gobierno. 

Durante la charla, el jefe de Estado también se comprometió ante el titular de la CGT a que el aumento que se les otorgará a los jubilados “será mayor o igual a la inflación. No van a perder un solo peso”, le habría expresado. 

Sí, en cambio, para los sindicalistas, es prioritario que las subas salariales por decreto no se extiendan en el tiempo porque “se achican las escalas” y ahí sí serán ellos los que comenzarán a tener reclamos en las bases de los sindicatos. 

Dentro de ese marco, Daer le aseguró a Fernández que las cláusulas gatillo no serán un reclamo de las entidades sindicales.

“La cláusula gatillo no es un fin, lo que tenemos que lograr es que no haya pérdida de salarios con el paso del tiempo, de eso estamos convencidos todos”, dijo tras el almuerzo.

ULTIMAS NOTICIAS