Luego de 3 años de intervención macrista, García finalmente reasume como líder del gremio de vigiladores

UPSRA: GARCIA REASUMIO, BARRIONUEVO MANTIENE OCUPADO EDIFICIOS

(29 de Enero) Ángel García, sindicalista, periodista y abogado, reasumió formalmente la conducción de la organización. Es el fin de más de tres años de intervención macrista a la organización sindical que dejó múltiples episodios de corrupción. El gremialista tendrá mandato por un nuevo período de cuatro años. 

García fue un aliado de Luis Barrionuevo y también se alineó en la CGT Azul y Blanca que lideró durante años el líder gastronómico, en tiempos de la existencia de tres centrales. Una vez que rompió esa filiación, el gastronómico comenzó una serie de ataques judiciales, donde "Bandeja" suele manejar invisibles y potentes hilos, que terminaron en el caída del gremio en manos de un interventor.     

En 2016 el propio García denunció "complicidad" de Barrionuevo con el macrismo para impugnar el proceso electoral de renovación de autoridades -al que se había nuevamente presentado- y allí dio inicio a una extensa intervención de la organización sindical por parte de Trabajo, en un contexto en el que no faltaron presentaciones y denuncias judiciales. 

Barrionuevo primero se asoció con Jorge Triaca y ambos pusieron gente su entorno a manejar la organización y más tarde acomodó un proceso electoral para dejarlo en manos de Leónidas Requelme, su alfil entre los vigiladores. La caída del macrismo llevó a que nunca termine de concretarse el plan y al retroceso del barrionuevismo. 

Sin embargo por estas horas Requelme y los suyos siguen atrincherados en los 4 edificios de la organización.

A pesar de tener orden judicial de abandonar el lugar, desde allí él y sus hombres atacaron a los vigiladores hace 15 días. Los hechos dejaron un saldo de 3 heridos, algunos de ellos de gravedad. La cusa por lesiones graves recae sobre Requelme, que ya tuvo que ir a declarar por los hechos, y otros. 

Desde el entorno de García apuntan a Barrionuevo como el titiritero de la toma, el proveedor de recursos para que se sostenga y el ideólogo de la complicidad judicial porteña, vía Horacio Rodriguez Larreta, con la ocupación.

Por ello movieron la causa que estaba radicada en la Ciudad de Buenos Aires a la Justicia Federal, donde esperan que el gastronómico no tenga tanta influencia.

ULTIMAS NOTICIAS