Los trabajadores de ARSA, empresa que compró el 90% de Mendicrim volverán a sus puestos de trabajo

REINCORPORARAN A LOS 21 DESPEDIDOS DE MENDICRIM TRAS MESES DE CONFLICTO

(12 de Enero) Hace cuatro meses comenzó el conflicto entre SanCor y ARSA, en la planta de Arenaza, por los 21 trabajadores de Mendicrim, quienes trabajaban para una empresa pero dentro de otra. Finalmente, fueron despedidos y comenzaron la lucha por la reincorporación. Esta semana, a pesar de que la Justicia había fallado a su favor, el empleador les seguía negando el ingreso. Finalmente pudieron volver a desarrollar sus tareas. 

 Hace dos años y medio ARSA (Alimentos Refrigerados SA) compró el 90% de las acciones de SanCor y los empleados quedaron trabajando adentro produciendo el queso Mendicrim, como empleados de SanCor. A partir de agosto, decidieron llevar esta producción a otro establecimiento y estas 21 personas habían quedado sin trabajo.     

Durante todo el proceso, algunos jerárquicos de la empresa fueron detenidos. Entre ellos se encontraban Mauricio Sarnícola, jefe de Operaciones Industriales de ARSA en la planta de Arenaza, quien fue aprehendido por desobediencia, y el jefe de Recursos Humanos, Oreste Vicente, por violar los derechos humanos de los trabajadores del Mendicrim y por la falta de asignación de tareas. 

Juan Carlos Ferreyra, secretario general de ATILRA Seccional Junín, dijo que "el martes, en una audiencia en el Ministerio de Trabajo de La Plata, la empresa decidió acatar la resolución judicial y los reincorporó finalmente, a pesar de que debería haberlo hecho el 1 de enero". "Ahora les van a dar unos días de vacaciones, porque deben adecuar las máquinas para la elaboración del Mendicrim.

Lamentablemente hubo que llegar a todo esto, a las detenciones de los jefes por no cumplir una orden judicial", agregó. 

"No entiendo por qué la empresa entró en este juego, sinceramente pensé que iban a acatar las órdenes de manera inmediata y eso nos obligó a seguir luchando. Ahora la empresa debe reincorporar a los 21 trabajadores porque tiene capacidad para seguir produciendo, las máquinas están y se puede hacer un queso de excelente cantidad. Esta es buena manera de agregarle un producto más a la empresa, además de incrementar los puestos de trabajo", sostuvo Ferreyra. 

Además aclaró que "hay vacantes que se han dado en la empresa por jubilaciones. Desde que está ARSA hay 35 trabajadores menos y esas vacantes no fueron sustituidas".

ULTIMAS NOTICIAS