La alimentaria ya despidó a 42 trabajadores en la fábrica de San Luis; problemas por la caída del consumo

ARCOR PARALIZO SU PLANTA EN CATAMARCA Y SUSPENDIO A 430 EMPLEADOS

(6 de Noviembre) Por la fuerte caída de consumo, la alimenticia Arcor paralizó su producción en la planta de Recreo, Catamarca, y definió vacaciones obligatorias para los 430 empleados que allí se desempeñan. Es la quinta fábrica en la que toma la misma decisión. Días atrás paró la producción de las plantas de Tucumán, Villa Mercedes (San Luis), Colonia Caroya (Córdoba) y Salto, en la provincia de Buenos Aires. Cerraron las tres líneas de la fábrica de Recreo y sólo quedó el personal de seguridad y cuatro empleados que se ocupan de las calderas. El objetivo es reducir el sobrestock. En esa localidad se fabrican caramelos y gomitas, entre otros productos.

A su vez, Arcor informó a los empleados que "en el mes de febrero volverán a tener quince días de vacaciones obligatorias, por lo que en cuatro meses, la planta permanecerá cerrada treinta días sumando ambas licencias".

Esto se suma a otro episodio reciente: la empresa de alimentos despidió a 42 empleados en la planta de San Luis como parte de un plan de adecuación de su plantilla que incluyó retiros voluntarios y traslados a otras fábricas.

El martes los trabajadores despedidos se movilizaron en la puerta de la planta ubicada en el parque industrial puntano e impidieron el ingreso de camiones. Reclaman su reincorporación aunque desde la empresa respondieron que les pagarán el total de su indemnización.

La empresa que comanda Luis Pagani dejó de operar también la planta de La Campagnola de Choele Choel, en Río Negro, en agosto. Y en mayo cerró la planta de la misma marca en San Martín (Mendoza). Trabajaban allí 150 operarios. El argumento de la empresa fue "la industria frutihortícola no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada del consumo".

ULTIMAS NOTICIAS