Cruzaron a Alberto Fernández por meterse en la interna gremial, aunque le dieron su apoyo y pidieron cargos

GORDOS, BARRIONUEVISTAS E INDEPENDIENTES CUESTIONAN EL INGRESO DE CTA A LA CGT

(4 de Octubre) Mientras la CTA Autónoma anunciaba con bombos y platillos la idea de incorporarse a la CGT como “gesto de unidad” del movimiento obrero, los dirigentes de la central obrera armaron un encuentro para dar una señal de que no será sencilla la unificación y que quedan muchas cosas por debatir. Los tres sectores que hoy conducen la CGT (Gordos, Independientes y Barrionuevistas) dejaron en claro que la cosa no será sencilla y hasta dejaron ver su malestar porque el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se pronuncie a favor de determinado dirigente para liderar la conducción de la organización gremial madre. El que marcó la cancha fue el líder de La Fraternidad, Omar Maturano quien se preguntó "¿Quiénes son los que procuran vender ahora una supuesta unidad del movimiento obrero?". Y se respondió: "Son los mismos que al igual que ocurría cuando existían todavía tres CGT nos castigaban a través de los medios y nos acusaban de burócratas".

La conducción de la CGT armó un almuerzo en el que participaron más de 50 secretarios generales de gremios adheridos a la CGT y a las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas que lidera el textil (AOT) Hubo Benitez.

Maturano también tuvo palabras para Fernández al sostener que "no es posible hacerle caso al futuro presidente si viene ahora a decirnos a quién ubicar al frente de la CGT, porque esa posibilidad solo puede ser decidida por los trabajadores".

Y afirmó que en el futuro gobierno los trabajadores deben ocupar un lugar en organismos como el PAMI, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) o la Anses, y destacó que "el país que viene no tendrá nada de alegre, porque transcurrirán sin duda dos años de sufrimiento".

Las palabras de Maturano fueron refrendadas por aplausos de sus pares, quienes se congregaron en un almuerzo en el centro deportivo de los municipales porteños en el barrio de Núñez, en el que participaron Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri, José Luis Barrionuevo, Benítez, Oscar Rojas, Daniel Vila, Roberto Solari, Juan Martini, Carlos Sueiro, Abel Frutos, Julio Piumato, Argentino Geneiro y Amadeo Genta, entre otros.

Lingeri fue categórico al precisar que "no será convalidada ninguna otra central obrera por afuera de la CGT", ratificó que su actual conducción tiene mandato hasta agosto de 2020 y puntualizó que "si es preciso adelantar las elecciones, se verá en su momento". El jefe del gremio de Obras Sanitarias señaló su "convicción" de que Fernández ganará el 27 de octubre y que "no hay que bajar los brazos y volver a la cultura del trabajo".

También sostuvo que la llamada "vieja guardia" sindical ofrecerá "todo lo que pueda para esa victoria", aunque aclaró que "el poder real que acompaña a Fernández está constituido por los gobernadores y la CGT". Y apuntó a la CTA al expresar que "no es cosa de acercarse a los candidatos para obtener prebendas" posteriores.

Acuña, cosecretario general de la central obrera, puntualizó a su turno que "la CGT está integrada por federaciones a las que hoy no pueden los alcahuetes decirle lo que deben hacer", y concluyó: "Se abrirán las puertas de la CGT, pero no como CTA".

ULTIMAS NOTICIAS