Gracias a su relación con el gobernador Manzur comenzó el diálogo para dejar la pata sindical Cambiemos

AYALA (UATRE) PREPARA SU PASE DEL ULTRAMACRISMO A LAS FILAS DE ALBERTO

(15 de Septiembre) El movimiento obrero se ha alineado casi en su totalidad tras la fórmula del Frente de Todos. Uno de los pocos gremios que sigue alineado con el gobierno de Mauricio Macri es el de los peones rurales (UATRE) que lidera Ramón Ayala, que ahora estafía reviendo su postura. En los últimos meses, Ayala fue uno de los impulsores de la candidatura presidencial de María Eugenía Vidal y recompuso su relación con el camionero Hugo Moyano. Ahora se lo vió en Tucumán, en el encuentro que Alberto Fernández mantuvo con represtantes de la Unión Industrial (UIA) y la CGT. Su intención fue tener un encuentro con el candidato que quedó para más adelante, pero tiene un canal de diálogo gracias a su buena relación con el gobernador Juan Manzur.

Si bien Ayala no participó de las instancias de diálogo entre empresarios y sindicalistas, ni tampoco asistió al acto relanzamiento de la campaña de Alberto Fernández, el sucesor de Gerónimo "Momo" Venegas se ocupó de reunirse y mostrarse en público con el gobernador más activo en la campaña del Frente de Todos.

Algunos integrantes del consejo directivo nacional de UATRE y otros representantes gremiales de la pata sindical del macrismo, ya están en contacto con operadores del albertismo para participar de la campaña de los Fernández. Ayala, rápido de reflejos aprovechó la situación para intentar ponerse al frente de las instancias dialógicas, evitando así el desbande de su tropa y apostando a revalidar su rol como representante del remanente de dirigentes gremiales que todavía transitan su experiencia PRO.

Pero para disimular su pretendida retirada y su negativa intención de ser fiel al macrismo acompañando a la gestión PRO hasta su tumba, el secretario General de los trabajadores rurales recurrió a Tucumán acompañado del Diputado Nacional Pablo Ansaloni, un legislador nacional de extracción rural que todavía milita orgánicamente dentro del partido macrista. 

La postal que atestigua el encuentro entre el referente de la UATRE que aspira a prorrogar su mandato a nivel nacional, fue difundida por la prensa oficial del gobierno tucumano.

Así, con la preocupación compartida por el pago de los planes intercosecha como excusa formal de la reunión con el gobernador albertista, Ayala visitó la provincia de Tucumán para empezar a abandonar el barco amarillo. De paso aprovechó el encuentro para hacer lobby con los operadores judiciales que podrían neutralizar todas las denuncias impulsadas por los sectores disidentes de la delegación tucumana de UATRE, quienes hace tiempo vienen denunciando maniobras implementadas por el oficialismo rural con el único objeto de excluir a los sectores disidentes del proceso electoral que  culminará el próximo 27 de septiembre, con la renovación de las autoridades de todas las seccionales de UATRE del país

ULTIMAS NOTICIAS