Personal de Henter Industrial y Comercial Sociedad Anónima reclamaron una solución al gobierno provincial

MADERERA DE MISIONES EN QUIEBRA, PELIGRAN 140 PUESTOS DE TRABAJO

(10 de Febrero) Trabajadores de Henter Industrial y Comercial Sociedad Anónima (Icsa) pidieron una audiencia con el ministro de Hacienda de la provincia de Misiones, Adolfo Safrán, para reclamar asistencia financiera para la fábrica de terciados y fenólicos y lograr salir de la crisis en la que se encuentra inmersa hace ya varios meses. Los 140 empleados hace dos meses no perciben sus haberes de manera correspondiente por la reducción de actividades. Por su parte, desde la empresa advierten que Henter quebró y “no volverá a la  actividad nunca más”. Luis Henn, encargado de la firma, agregó que “la fábrica Henter está quebrada, es un proceso irreversible y entrará en liquidación. Lo que persiste ahora es una empresa que alquila las instalaciones pero si no consigue poner los precios en orden, se va a ir y los empleados quedarán librados a la suerte de la quiebra”.

“No hay pedidos suficientes y resulta complejo producir con un costo razonable, trabajando a media máquina. Hubo una caída en la producción debido a la falta de ventas y esa falta de ventas viene porque la economía nacional entró en recesión y encima de eso persiste la importación que, aunque disminuida, también afecta. Ahora que el dólar está planchado seguro que entrarán nuevos productos. No vemos en el corto plazo una mejoría lo único que esperamos es que pasadas las vacaciones se reactive un poco y probablemente tengamos algún repunte”, expresó Henn.

Por otra parte, señaló que “los aumentos en las tarifas de energía afectan muchísimo al sector. La empresa Henter está en deuda con la cooperativa eléctrica de la localidad, si bien se dialoga y se buscan soluciones, los aumentos de tarifas castigan muchísimo porque tocan los costos. El convenio con la cooperativa implica que los nuevos consumos se paguen religiosamente y todavía queda una deuda atrasada que se debe pagar. Es un monto considerable”, apuntó.

A pesar de este panorama, Henn sostuvo que “todavía no hubo despidos. Eso dependerá justamente de una reestructuración que seguramente se tendrá que hacer estos primeros días de febrero donde se tendrá que presentar un plan al juzgado correspondiente y, una vez aprobado, se podría proceder a la reestructuración”, reveló.

Para finalizar, auguró “dificultades bastantes serias para el resto del año. Debido a las elecciones puede ser que se tomen algunas medidas y se suelte un poco el dinero, pero eso sera un pequeño paliativo nada más, porque al mismo tiempo las importaciones van a hacer estragos en el sector foresto industrial”.

ULTIMAS NOTICIAS