Advirtieron que no aceptarán cambios que antes no pacen por el Congreso con la participación de la CGT

GREMIOS TEXTILES EN PIE DE GUERRA: CONTUNDENTE RECHAZO A LA REFORMA LABORAL

(30 de Enero) Los sindicatos textiles rechazaron la avanzada del Gobierno para impulsar una reforma laboral e hicieron fracasar la reunión tripartita convocada por el Ministerio de Producción. Tras una reunión con el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, el secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil (AOT) José Listo advirtió que los gremios del sector "no van a firmar nada”. En ese contexto, el sindicalista anticipó que “cualquier reforma que quiera encarar el Gobierno tiene que pasar por el Congreso y con la participación de la CGT”. Asimismo, planteó que "el Gobierno quiere promover una reforma laboral encubierta modificando cuestiones de la ley de contrato de trabajo que son inadmisible, en vez de preocuparse por estudiar medidas para superar la crisis terrorífica que atravesamos".

La dura reunión que se realizó en la secretaría de Trabajo continuó luego con la participación de algunos empresarios y sin la presencia de Sica, quien no concurrió al encuentro al caerse la negociación. En ese marco, Aparicio instó a los gremios a negociar con las cámaras empresarias la reforma laboral, pero los gremios le ratificaron que no aceptarán ningún cambio que conculque derechos de los convenios colectivos.

El ministro de producción y Trabajo había convocado a empresarios y sindicalistas a discutir una reforma laboral que incluye modificar el régimen de indemnizaciones, pago de aguinaldo, flexibilizar la jornada laboral y el otorgamiento de vacaciones y eliminar el trabajo a domicilio.

El borrador de la reforma propuesta por el Gobierno apunta a derogar el régimen de trabajo a domicilio normado por la Ley 12.713 y reemplazarlo por las pautas generales de la Ley de Contrato de Trabajo y de cada convenio colectivo del rubro. El texto que elaboró Trabajo promueve también cambios en las categorías laborales y en las estructuras salariales al tiempo que promueve una comisión para el seguimiento de la informalidad en el sector. Además, en sintonía con la reforma laboral que envió el Gobierno al Congreso, la oficina de Trabajo impulsa una condonación de deudas de aportes y contribuciones para los empleadores dispuestos a registrar a su personal.

Por lo pronto, los gremios (la AOT, el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines –SETIA- y el Sindicato de Obreros del Vestido –SOIVA-) enviaron un crítico documento a Sica, rechazando las propuestas de reforma laboral. Vale destacar que el Gobierno ya había avanzado en negociaciones con las cámaras de Industrias Textiles Argentinas (FITA), Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y la Fundación Protejer, sobre la reforma que impulsa.

ULTIMAS NOTICIAS