La fábrica de maderas Henter paró la producción y suspendió al personal; pidió la quiebra

MISIONES: PELIGRAN 130 PUESTOS DE TRABAJO

(18 de Diciembre) Los directivos de la fábrica Henter de Montecarlo, Misiones, anunciaron que suspenderá por 15 días las actividades de sus 130 empleados por falta de demanda y las bajas en las ventas, lo que generó la inmediata reacción de los trabajadores, quienes convocaron a una reunión e invitaron a sus representantes gremiales. Según les comunicaron a los empleados, la suspensión comenzará en Navidad, es decir el 24 de este mes. El secretario del Sindicato Obrero de la Industria de la Madera (SOIME), Domingo Paiva señaló que “ya habían dispuesto la reducción horaria y ahora van a parar la producción. Es una situación angustiante, que se agiganta porque la fábrica presentó el pedido de quiebra y ya cambió la razón social para seguir funcionando”.

 

Los empresarios confiaron a los trabajadores y al dirigente gremial que el problema se radica en que no hay producción por falta de demanda. La histórica fábrica de terciados y fenólicos comenzó a desmoronarse hace dos años atrás, cuando la producción cayó por la falta de ventas, con acumulación de stock en los galpones. Esto llevó a reducciones de jornadas laborales, con la consecuente merma en los ingresos de los trabajadores.

Paiva reveló que “el mercado del terciado bajó mucho, no hay pedidos”. Y agregó que “la empresa planteó una suspensión de dos semanas, que serían justo entre las fiestas de fin de año. Por ese motivo, tuvimos una reunión con los obreros, quienes están cobrando de manera semanal, pero la situación otra vez es caótica, no sólo para los trabajadores sino también para los empresarios”.

Remarcó que “la falta de mercado interno en el rubro de terciados es preocupante. Es una industria que está en caída libre. Hay otras ramas forestales que siguen funcionando bien, pero no es este caso”. Según el sindicalista, la empresa también podría fabricar fenólicos pero, por el momento, “no lo están haciendo”, afirmó.

En su mejor época, Henter llegó a contar con una planta personal de 170, pero en el 2016 empezaron los conflictos, despidos y salidas voluntarias de algunos obreros para llegar a la cantidad actual. “Es una lástima que esta empresa no tenga pedidos ni ventas, ya que de funcionar a tope habría unos 60 millones de pesos que se derramaría en la economía regional”, cerró Paiva.

ULTIMAS NOTICIAS