Unos 700.000 trabajadores se suman al pago del tributo que el presidente prometió que iba a eliminar

NUEVO LOGRO DE MACRI: VAS A PAGAR GANANCIAS A PARTIR DE LOS $38.301

 (7 de Diciembre) Los trabajadores solteros sin hijos comenzarán a tributar el Impuesto a las Ganancias en 2019 a partir de los $38.301 en mano, debido a que el Gobierno incrementa el Mínimo no Imponible (MNI) y las escalas actuales del gravamen en un 28%. Se debe a la evolución del denominado RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables). El Ministerio de la Producción y Trabajo ya difundió el RIPTE de octubre, que es el que se emplea para esa actualización. El porcentaje está casi 20 puntos debajo de la inflación y por debajo de la mayoría de las paritarias. El tributarista Ezequiel Pasarelli recordó que el Gobierno “prometía eliminar el impuesto a las Ganancias para los empleados en relación de dependencia, atento a que el sueldo no es ganancia”. Y remarcó: “Lamentablemente, esto no ocurrió. No solo ello, sino que, en estos 3 años, son aún más los trabajadores que pagan, de los que pagaban, en números finos unas 700.000 personas más”.

La actualización del Mínimo y de las escalas queda así casi 20 puntos de la inflación estimada para 2018 y por debajo de la gran mayoría de los acuerdos salariales del sector privado, lo que empujará a más asalariados a tributar. Además hará que aquellos que actualmente tributan pasen a pagar más.

En diciembre del 2016, se cambió el sistema y se comenzó a aplicar el RIPTE, que no es otra cosa que un cociente entre la cantidad total de remuneraciones del sector registrado de la economía y la cantidad de trabajadores.

El RIPTE tiene como defecto es que no todos los salarios crecen año a año del mismo modo, de manera que aquellos que obtienen incrementos por encima de lo que evoluciona el indicador caen en la misma trampa de que una parte se le termine llevando el Estado.

Por el contrario, quien recibe un aumento por debajo de la marca, puede resultar beneficiado. Aún así existe otro problema, para algunos de los trabajadores que están entre las escalas intermedias. Ocurre que pueden recibir una mejora salarial por debajo del 45% de inflación, con lo cual se perdería poder de compra, que lo haga pasar a una escala superior del impuesto. Por ejemplo, pasar del 15% al 22% de alícuota. De ese modo estaría tributando tan solo por ganancias nominales.

Pasarelli  indicó que “si bien es coherente con lo que pasó en 2018, en 2019 estaremos corriendo atrás de la pelota, porque los sueldos van a subir y más gente va a pagar impuesto a las ganancias; y los que ya pagan, van a pagar más”.

ULTIMAS NOTICIAS