Ratificó el rumbo económico al señalar que avanzará "contra viento y marea", descartando las mesas de diálogo que tanto impulsa

PARA NO HABLAR DE LA REALIDAD, MACRI VOLVIO A APUNTAR AL FANTASMA DE LAS MAFIAS

(7 de Julio) Lo hemos señalado en más de una oportunidad y las declaraciones del presidente Mauricio Macri ratifican que este es un Gobierno de esquizofrénicos e insensibles. Con el solo propósito de cambiar la mirada sobre la crítica situación que atraviesa el país, el jefe de Estado apuntó contra los "comportamientos mafiosos" que "le cagan la vida a todos". El exabrupto presidencial ocurrió en medio de la reapertura de un frigorífico en Santa Fe que el propio mandatario encabezó en la localidad de Carcarañá. Allí, Macri volvió a hablar, como le gusta, de cuestiones genéricas y no puntualmente de los despidos, suspensiones y cierres de fábricas y comercios, caída de consumo, depresión de salarios, inflación, apertura de importaciones y apuesta al mercado financiero, entre otras delicias. Además, ratificó que no tiene intención de dialogar ni negociar con ningún sector, ya que "estamos en el rumbo correcto y vamos a avanzar contra viento y marea, y sé que a muchos les está costando y están poniendo el hombro, pero este es el camino, diciendo la verdad y poniendo lo mejor de cada uno, poniendo el Estado al servicio de la gente y no de la política".

Durante el acto, el Jefe de Estado se refirió al "rumbo" elegido por los argentinos por lo que llamó a que "no haya más prepotencia ni comportamientos mafiosos". Sin eufemismos, el Presidente fue al hueso: "Uno se para en la mitad del camino y dice ´si querés pasar por acá me tenés que pagar tanto´. Eso le caga la vida a todos". De esta manera, Macri apuntó de lleno contra esas "mafias" como "la industria de los juicios laborales".

En ese contexto, el Presidente aprovechó para enviarle un claro mensaje hacia el gobernador local, el socialista Miguel Lifschitz a quien le reprochó que "Santa Fe es la única provincia grande que no ha adherido a la ley de ART".

Acompañado por el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, el Presidente comentó que "tenemos claro cuál es el rumbo" al tiempo que pidió que "no haya más prepotencia ni comportamientos mafiosos". 

Entre otras cuestiones el propio Macri señaló que "tenemos claro en claro que no queremos un país estado-céntrico, donde todo pase por el Estado". En ese contexto, resaltó las facilidades que el Gobierno le otorgó a la industria para que exporte su producción: "Estamos trabajando para abrir más mercados para cada sector, no solo el de la carne".

Asimismo, Macri comentó: "Hoy tenemos claro cuál es el rumbo: basta de ser un país Estado céntrico, donde todo pase por el Estado". "Queremos ser un país federal con empleo privado de calidad ligado a la producción", subrayó el mandatario.

ULTIMAS NOTICIAS