Los empresarios se quejan por la fuerte caída de ventas, la suba de precios y los comercios que trabajan en negro

MERCANTILES EN ALERTA ANTE POSIBLE REESTRUCTURACION LABORAL EN SUPERMERCADOS

(6 de Julio) "El negocio de los supermercados está muy complicado, la situación está muy fea", explicó Fernando Aguirre, vocero de la cámara de empresarios supermercadistas profundizando la preocupación de los trabajadores mercantiles, que en los últimos años han sufrido un proceso de despidos constantes, a lo que hay que sumar el pedido de crisis de la multinacional Carrefour, que está llevando adelante una reestructuración que incluye el cierre de sucursales con las obvias cesantías. Además, la apertura de los retiros voluntarios está a la orden del día en todas las empresas del sector. Ante esta expresiones del sector empresario, el Sindicato de Empleados de Comercio volvió a encender las luces rojas por temor a que se intensifiquen los despidos por efecto de la caída de las ventas.

"Las compras y las ventas es el único dato que podamos dar con cierto rigor y ha caído en el último mes (junio) un 5% en volumen. En cuento a precios, la situación está muy cambiante, cuando se habla de una suba de precios de una empresa después hay que ver cómo termina el arreglo. A veces tienen listas de precios con aumentos, pero con bonificaciones porque el fabricante sabe que la venta está en caída y ese precio aumentado no se aplica hasta dentro de unos días. También hay listas de precios que se retiran", explicó el portavoz de la Cámara Argentina de Supermercados. 

"Lo que no pasa es la falta de productos. Cuando el dólar estaba muy desbocado, no se entregaban algunos productos, pero eso ahora está regularizado", agregó.

admitió que se registraron aumentos de productos masivos por encima de la inflación oficial, que hasta mayo acumuló 11,9%, pero para los primeros seis meses se estima entre por arriba de 15%. "En los últimos dos meses, en promedio, se puede hablar de entre 10% y 15%, pero después hay que ver los primeros meses del año. Sería un 20% total, eso sería algo significativo. Pero también hay que ver qué pasa ahora, porque algunos retrotrajeron listas de precios, que no quiere decir que es el precio final, porque cuando el mercado empiece a "tirar" de nuevos algunos van a querer volver al precio que necesitan, cuando haya demanda", detalló Aguirre.

En esa línea, recordó que CAME midió una caída en las ventas de alimentos de entre 4,5% y 5% y confirmó un nuevo fenómeno en el comportamiento de los consumidores. "En los últimos tiempos la mayoría de las marcas que se destacan son las de segundo orden y no las líderes. Eso marca algo: la gente pasa a la segunda o tercera marca o a la de los supermercados", enfatizó. 

Asimismo, Aguirre identificó los productos más afectados por la subida del dólar: atún, sardina, palmitos y algunas bebidas importadas. "Ahí la devaluación pega de lleno", aseguró.

Por último, dijo que lo que "más preocupa" en la Cámara y que según dijo, puede "traer consecuencias muy graves", es la venta de los que trabajan evadiendo impuestos. "En el interior tenemos noticias de locales que no pueden competir con los que trabajan en negro y cierran", alertó.

ULTIMAS NOTICIAS