Estiman que utilizó fondos para financiar su campaña política y la de su mujer, Mónica López; su voto en diputados sirvió para aprobar la reforma previsional

ALBERTO ROBERTI ABANDONO LA FEDERACION DEL PETROLEO, ACOSADO POR IRREGULARIDADES

(10 de Marzo) El sindicalismo sufrió otra “baja” que los medios no replicaron en la misma medida qie otros casos. Se trata del ahora ex titular de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles y actual diputado justicialista, Alberto Roberti, quien proviene desde el peronismo y transita por la política saltando de partido en partido con su otrora mediática mujer Mónica López, quien fue legisladora y hasta candidata a gobernadora bonaerense. Roberti presentó un retiro decoroso tanto de este organismo "como de la obra social, la Mutual, la Fundación y otras instituciones" relacionadas al gremio, acosado por denuncias de corrupción que nacieron, al igual que el caso de Omar "Caballo" Suárez, de dirigentes de las entrañas de esa entidad. En una escueta carta que Roberti le presentó al resto del secretariado nacional, pidió licencia "con goce de haberes" e "indeclinable hasta la finalización de todos sus mandatos", algo que ocurrirá para junio de 2020. El pedido está sujeto a aprobación de la Comisión Directiva.

Según fuentes gremiales los honorarios serían en torno a los 90.000 pesos mensuales. Roberti, que además es diputado nacional por el bloque Justicialista, presidía la Federación desde 2008. La falta de difusión masiva del caso Roberti se encuentre en que el legislador fue fundamental para la aprobación de la reforma previsional, faviores que el oficialismo suele reconocer, en este caso, con cierta protección de sus aliados en los principales medios de comunicación.

La semana pasada unos quince secretarios generales de los distintos sindicatos que conforman la Federación de petroleros se reunieron en la sede en el barrio de San Telmo.

Roberti viene cercado por las denuncias formuladas por Marcelo Turchetti, quien fue expulsado de la Federación a raíz de ellas. El año pasado, de hecho, la Justicia retiró documentación, pero las causas sugestivamente no avanzaron como si lo hicieron en el SOMU de Suárez. Se intentó pasar la causa al fuero federal pero, pese a que se investigan hechos de corrupción, la Justicia ordinaria no dio lugar.

Entre otras cuestiones, el denunciante -que es secretario general de un sindicato petrolero santacruceño y uno de los 17 afiliados a la Federación- detalla en su denuncia la existencia de "pagos a Salud Industrial S.A. por casi 9 millones de pesos pero sin estar registrados" en la contabilidad. También señala que hay una factura de esa empresa por 22.750.000 pesos por prestaciones de alta complejidad "a pesar de que no brinda ese tipo de servicios". Y menciona compra de otros bienes con dinero de la Federación.

La sospecha es que el financiamiento de las campañas políticas del sindicalista y las de su mujer, Mónica López, se produjeron con fondos del sindicato y sus anexos.

ULTIMAS NOTICIAS