La organización gremial está "acéfala" por irregularidades en las elecciones; la vieja comisión se niega a abandonar la sede

EL MINISTERIO DE TRABAJO DISPUSO LA INTERVENCION DEL SINDICATO DE FLETEROS

(10 de Enero) El ministro de Trabajo Jorge Triaca sigue en la línea de intervenir cuanto sindicato presente el mínimo problema y cuenta con la inefable asistencia de la Justicia. Ahora es el turno del  Sindicato Único de Fleteros de la República Argentina (SI.UN.FLET.R.A), una entidad que nuclea a propietarios de vehículos que prestan un servicio de fletes a lo largo del país. Desde julio de 2017, el gremio que tiene presencia en las ramas correo, puertos, jugo, cereales, mudanzas, corralones, entre otras, está acéfalo. Esto se desató como consecuencia de la finalización de los mandatos de la comisión directiva anterior y por problemas en la convocatoria a elecciones ante los que un grupo de afiliados de Fleteros del Correo Argentino, solicitó que el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación intervenga la entidad.

Según señalaron fuentes confiables, “luego de la judicialización, el ministerio de Trabajo se expidió respecto al tema y aceptó la intervención del sindicato. Desde julio pasado, el mismo está acéfalo y la comisión anterior encabezada por Eduardo Daniel Damiani y Miguel Ángel Brizuela se niega a abandonar el poder”. La cartera laboral confirmó que el interventor designado es Carlos Martín Urriza.

En los fundamentos presentados ante la Justicia, los representantes gremiales explicaron que la no intervención del sindicato por parte del organismo oficial los dejaba en una situación de indefensión jurídica, dado que, según la normativa vigente en caso de acefalía con relación a la comisión directiva de una asociación sindical, la autoridad de aplicación debe designar un funcionario para que efectué lo que sea necesario para regularizar la situación.

En otro de los párrafos de la presentación judicial, los delegados de los fleteros explican: “El silencio de la administración violenta y no garantiza la correcta democracia interna impidiendo a los trabajadores la libre elección de sus representantes”. En un plazo no mayor a 15 días el interventor se hará presente en la sede del sindicato, en Obispo Espinoza 1046, y se encargará de normalizar el funcionamiento del mismo.

ULTIMAS NOTICIAS