Schmid anticipó el rechazo a la iniciativa del Gobierno y dijo que las inversiones no llegan por las condiciones económicas

CGT "LA REFORMA LABORAL NO GENERARA MAYOR CRECIMIENTO ECONOMICO"

(19 de Julio) El triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, rechazó la reforma laboral que busca impulsar el Gobierno, al sostener que esa medida "no generará un mayor crecimiento económico". A su criterio, esa reforma constituye "un embate en toda la región", ya que se ha aprobado recientemente en el Brasil. Schmid consideró que "las inversiones al país no llegan, pero no por los convenios colectivos: es por otros elementos que, si ser abordados, no van a propiciar un mejor momento económico en el país". Y subrayó: "En realidad, lo que se está buscando es ajustar por el lado de la cadena más débil, que es el asalariado, y no creo que esa reforma genere un mayor crecimiento económico. En todo caso, si lo logra, será multiplicando la desigualdad". Schmid, definió a la situación económica que vive el país de "decididamente mala" porque "hay una cuestión generalizada de gente que no llega a fin de mes". 

Por otro lado, el dirigente sindical postuló que "también el sector empresario tiene que hacer su aporte" en esta situación, y señaló que si bien existen instancias de diálogo con entre los gremios y el gobierno, eso se produce "por sectores "sesgados" y porque "no hay un diálogo institucional donde estén representados todos los sectores". 

"Las inversiones no llegan no por los convenios colectivos, sino porque se ha derrumbado el consumo, hay una alta carga impositiva, hay problemas en los cuadros tarifarios, hay falta de acceso al crédito para la actividad productiva y una alta especulación asentada en el sector financiero", insistió el dirigente cegetista. En ese sentido, opinó que con el planteo de una posible reforma laboral, el Gobierno "oculta otras variables que no están funcionando". 

Schmid se refirió también a las declaraciones del ministro de Trabajo Jorge Triaca, en cuanto a la "pérdida de confianza" del gobierno en algunos sectores empresarios que no cumplen con el compromiso de cuidar el empleo y la acusación a "sectores de izquierda radicalizados" que supuestamente empujan, con su modo de confrontación, el cierre de empresas. 

En ese sentido, consideró que, "cuando los conflictos son llevados con una carga ideológica precisa y no ofrecen alternativas de negociación", derivan en "problemas no deseados", y puso como ejemplo el conflicto de transporte urbano ocurrido en Córdoba en junio pasado que, "terminó con 200 compañeros en la calle y una ley que restringe el derecho de huelga" y que, dijo, será objetada ante la Organización Internacional del Trabajo y el Poder Ejecutivo. 

"Eso fue obra de un reclamo mal conducido por un sector altamente ideologizado", aseguró Schmid, quien a su vez defendió la postura exhibida por la CGT en relación al conflicto en Pepsico tras el despido de 600 trabajadores y el desalojo por la fuerza de los trabajadores que mantenían ocupada la planta en la localidad bonaerense de Florida. 

El dirigente cegetista señaló que "el sindicato de base (Alimentación) estuvo actuando", admitió que "pudo ser polémico, criticable pero estuvo haciendo tratativas", y declaró que "a pocas horas de conocido el suceso (el pasado jueves), la CGT había fijado posición", dijo al referirse al anuncio de una movilización para el 22 de agosto, durante la reunión del consejo directivo.

En tanto, al referirse a la situación general del país, Schmid la definió como "decididamente mala" porque -sostuvo- "hay una cuestión generalizada de gente que no llega a fin de mes, aumento de la pobreza y falta de expectativas de mejora en los próximos meses".

ULTIMAS NOTICIAS