Advirtió sobre los desencuentros, la corrupción generalizada y el descuido del medio ambiente

LA IGLESIA PIDIO UN PAIS MAS INCLUSIVO Y SIN FAMILIAS FUERA DEL SISTEMA LABORAL

(13 de Mayo) La Iglesia advirtió que los desencuentros, la corrupción generalizada, el narcotráfico y el descuido del medio ambiente son los grandes “males” argentinos, por lo que exhortó al diálogo y a la búsqueda de consensos para proyectar “entre todos” un país más inclusivo y sin familias fuera del sistema laboral. La Conferencia Episcopal Argentina presentó el mensaje “Bicentenario de la Independencia. Tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos”, en el que llama a “estimular el diálogo” desde el hecho histórico de los 200 años del proceso independentista que dio origen a la Nación, e interpela a los argentinos “a pensar juntos qué país queremos ser”.

El vicepresidente primero del Episcopado, el cardenal Mario Poli, condenó los actos de corrupción al advertir que "cuando alguien se queda con un vuelto, eso significa que el pobre sufre".

"Hemos exagerado demasiado en los reduccionismos: la pobreza no duele, sino lo que duele son los pobres y la corrupción se opone a ellos. Por eso cuando alguien se queda con un vuelto, eso significa que el pobre sufre", advirtió. Poli formuló estos conceptos al presentar el documento del Bicentenario en la sede del Episcopado, en esta capital.

“El ideal de vivir la Argentina como una gran familia, donde la fraternidad, la solidaridad y el bien común incluyan a todos, está muy lejos de haberse alcanzado. La independencia y libertad proclamadas hace dos siglos, no siempre se tradujo en tiempo de paz y progreso para todos”, aseveró.

ULTIMAS NOTICIAS