Coto ya cesanteó a 50 empleados mientras la Cámara del sector advirtió que podría quedar en la calle otros 350 trabajadores

ROSARIO: APROBARON CIERRE DE SUPERMERCADOS LOS DOMINGOS Y YA HAY DESPIDOS

(21 de Marzo) Los hipermercados de Rosario radicados en grandes superficies deberán cerrar los domingos para descanso de sus empleados en base a una disposición aprobada en el Concejo Municipal local, al tiempo que las principales cadenas de comercialización salieron a anunciar que cuestionarán esa medida ante la justicia. La medida, impulsada por el gremio mercantil local, fue cuestionada por la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) al entender que restringirá el nivel de comercialización de esas empresas. Su titular, Juan Vasco Martínez, afirmó que la medida aprobada provocará “350 despidos inmediatos”, que representan “el 20 por ciento de nuestro personal”.

La asociación nuclea a los supermercados Coto, Carrefour, Jumbo y Libertad, algunos de cuyos empleados marcharon al Concejo rosarino para rechazar la adhesión a la ley de descanso dominical.

Además, la firma Coto despidió a 50 trabajadores al aducir que la adhesión a la ley provincial –que se aprobó a las 19.30 y recién comenzará a regir en julio próximo- la obliga a desprenderse de personal. Los concejales rosarinos repudiaron unánimemente la decisión de Coto, a la que calificaron como “extorsiva” y de “apriete” para evitar la aprobación de la medida.

El secretario general de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) Rosario, Luis Battistelli, celebró la ordenanza que beneficia a sus afiliados y dijo que Coto “invoca (para los despidos) un perjuicio actual inexistente en los hechos”. Si bien la ley de descanso dominical existe desde fines de 2014 en Santa Fe –aunque cada ciudad debe adherir a través de su Concejo para hacerla efectiva- la polémica se desató por la ordenanza rosarina que introdujo una modificación al texto normativo.

La norma local recortó el beneficio del descanso dominical a los empleados de “supermercados, hipermercados y megamercados” que posean una superficie mayor a los 1.200 metros cuadrados.

Los concejales que se opusieron a la medida argumentaron que la misma genera una discriminación con trabajadores mercantiles empleados en comercios de superficies menores o de rubros distintos al de la venta de alimentos. Consideraron que la ordenanza es “anticonstitucional” y “antijurídica”, criterio compartido por los supermercadistas que adelantaron su cuestionamiento judicial.

En cambio, la ley provincial sólo libera de la prohibición de abrir los domingos a comercios atendidos por sus dueños o menores a 120 metros cuadrados, farmacias y locales ubicados en estaciones terminales de ómnibus, entre otras pocas excepciones.

La norma contó con el respaldo de la Asociación Empresaria de Rosario, la Unión de Almaceneros y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), cuyo titular Osvaldo Cornide dijo que “Argentina necesita recuperar el domingo como jornada de descanso y de reencuentro de los trabajadores con sus vínculos”.

ULTIMAS NOTICIAS