Apuntaron a la situación de Manguel, Fantino y Montenegro; reclamo al Gobierno

GREMIOS DE PRENSA PIDEN QUE SE INVESTIGE ESPIONAJE

(12 de Marzo) El caso del falso abogado Marcelo D´Alessio tiene ramificaciones que salpican con ácido al Gobierno. Una de esas líneas es el espionaje que se hace sobre periodistas. Por este motivo, la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa, integrada por las federaciones y sindicatos de prensa de todo el país, reclamó que se avance en una rápida investigación que permita identificar y castigar a los responsables de las acciones de espionaje ilegal sobre periodistas. Los gremios le exigieron al Gobierno garantías para ejercer su trabajo y se preguntaron si “las redacciones están siendo infiltradas por agentes de servicios de inteligencia”.

“La situación ya es de una enorme gravedad. Hasta el momento el expediente judicial que lleva adelante el juez federal Alejo Ramos Padilla encontró informes de “inteligencia” sobre la periodista Romina Mangel, y sobre los periodistas Alejandro Fantino y Maximiliano Montenegro”, señaló el comunicado de prensa de las entidades gremiales.

Dichos informes estaban en poder de una persona con públicas vinculaciones con el ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich. Al ser detenido por la Justicia, afirmó que actuaba contratado por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) del gobierno nacional. También se encontraron credenciales pertenecientes a agencias de seguridad y espionaje del gobierno de Estados Unidos”, remarcaron.

Los representantes de los trabajadores de prensa, explicitaron que “Ante esta grave situación nos preguntamos hasta donde se extiende el espionaje sobre los periodistas argentinos y si nuevamente las redacciones informativas están siendo infiltradas por agentes de servicios de inteligencia”.

“La existencia de una red de espionaje e infiltración contra los trabajadorxs de prensa argentinos es un grave hecho que atenta contra el ejercicio de nuestro trabajo. Pero además afecta al conjunto de la población que necesita información no contaminada por operaciones de servicios de inteligencia. En nuestro país ya existen antecedentes de estas prácticas con consecuencias nefastas para el país, la democracia y el periodismo”, agregaron.

Por último alentaron a la Justicia Federal que investigue y le exigieron al gobierno argentino que se brinden las garantías necesarias para el libre ejercicio del trabajo de informar.

ULTIMAS NOTICIAS