El hospital esta militarizado en una política de vaciamiento elaborada por Vidal

SIGUE LA OLA DE DESPIDOS EN EL POSADAS

(13 de Septiembre) La situación laboral en el Hospital Posadas es un caos. A la ola de cesantías que la administración de Cambiemos dispuso desde que llegó al Gobierno, esta semana se enviaron unos 80 telegramas de despido a médicos. “Ya no tenemos anatomía patológica, rajaron a todos los que trabajan en los laboratorios y no compran reactivos”, contó una fuente del hospital. Los pasillos del nosocomio están plagados de gendarmes, dispuestos por el Ejecutivo bonaerense.

El vaciamiento se da en un contexto en el que los gremios de los profesionales de la saluda mantienen el diálogo cortado con la gestión de María Eugenia Vidal. Las paritarias están estancadas y las negociaciones por condiciones laborales mucho más.

En enero de este año fueron 122 los despedidos. La mayoría de los cesanteados enfermeros, con más de 10 años de antigüedad, que se opusieron a trabajar 12 horas como pedía la dirección.

También fueron despedidos técnicos con destacada trayectoria y con puestos irremplazables, por lo que varios servicios, como algunos de pediatría o de tratamiento contra el cáncer, quedaron desarticulados.

ULTIMAS NOTICIAS