Relevamiento de la Universidad de Avellaneda apuntó a la fuerte retracción de la actividad

ALIMENTACION PERDIO 2.300 EMPLEOS EN DOS AÑOS

(7 de Agosto) La Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) realizó un relevamiento donde demostró una fuerte retracción en la industria de la alimentación, que impacta directamente en el empleo, destruyendo puestos de trabajo. Concretamente se trata de la pérdida de 2.300 empleos en los últimos dos años. Según el trabajo, elaborado por el Observatorio de Políticas Públicas, “En el país que pretende ser el “supermercado del mundo”, la producción de alimentos y bebidas no escapa de la crisis que atraviesa el sector industrial. Según el Estimador Mensual Industrial (EMI) el bloque Alimentos y Bebidas lleva dos años de bajas consecutivas”.

El deterioro de la actividad se corrobora en que “Durante el mes de junio la industria de los alimentos y las bebidas retrocedió -5,4% interanual, el retroceso es aún más fuerte si se compara con el mismo mes de 2015, -8,6%”.

Los sectores más afectados por el retroceso son la producción de lácteos (-16,1%), carnes blancas (-7,1%), bebidas (-2,2%) en comparación a lo elaborado en igual período de 2015″.

“La caída en la producción no es aleatoria. Está influida por la contracción del mercado local en un contexto de retroceso de salarios reales. La devaluación cercana al 50% explica buena parte de este fenómeno. Así, productos como la harina de trigo (+87,7%), el pan francés (+35,9%), el arroz blanco (+34,2) y los huevos (+50,2%) aumentaron en este primer semestre significativamente por encima de la inflación del período”, señala el informe. Estos datos, llevados a empleos reflejan cifran preocupantes para el sector. Es que la industria alimenticia destruyó más de 2.300 puestos de trabajo en los últimos dos años.

ULTIMAS NOTICIAS