Ramón Ayala primero dijo que aportó; después se ´"acordó" que pagó $5.000 en una cena pero en el listado figura con $25.000

EL ESCANDALO DE LOS APORTES TRUCHOS DE CAMPAÑA SALPICA AL TITULAR DE UATRE

(13 de Julio) Un escándalo por donde se lo mire, salvo para los medios oficialistas. Evasión, dinero en negro, estafa, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, hasta asociación ilícita… el repertorio de los aportes truchos a la campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires va agregando capítulos como en una telenovela. Sin embargo, el patético paso de comedia berreta que dio el secretario general de UATRE (peones rurales), Ramón Ayala, fue desopilante. Primero, en una entrevista radial afirmó: “Me estoy enterando al aire que figuro como aportante en la campaña de Graciela Ocaña y Esteban Bulrich. Yo no aporte un peso”. Pero luego, en otro reportaje aclaró: “En realidad fue una confusión, recién salí en un medio diciendo que no había aportado nada. Pero justo llega el compañero diputado Pablo Ansaloni (Cambiemos) y sí estuvimos en realidad en una cena en Pergamino que justo era para la campaña de Esteban Bullrich, que salió $5.000 la tarjeta”. Sin embargo, Ayala –que respalda y participa del gobierno de Mauricio Macri- volvió a mentir.

En el listado que dio a conocer el periodista Juan Amorín, Ayala figura con aportes de $25.000, en dos gestiones de $12.500, divididos cada uno en 5 aportes de $2.500. El titular del UATRE es heredero del sillón que ocupaba el fallecido Gerónimo “Momo” Venegas, presidente a su vez del partido Fe que hizo alianza con Cambiemos y se jactaba de su amistad personal con Macri. Ayala además lidera un sector de las 62 Organizaciones Peronistas que son algo así como la pata sindical de la Casa Rosada.

Más allá de las irregularidades cometidas, este es otro escándalo que salpica a la UATRE, que vivió momentos complicados tras la muerte de Venegas y una polémica herencia donde una de las hijas del líder gremial denunció manejos turbios tanto del sindicato como de la obra social que no fueron investigados por ningún fiscal.

La lupa de la Justicia está puesta en una lista de supuestos “aportantes truchos” a la campaña de 2017, entre los que figuran beneficiarios de planes sociales, que, por su condición económica, no estarían en condiciones de hacer aportes a la causa oficialista. Hasta ahora se habla de unos 500 casos.

En ese contexto se abrieron tres investigaciones judiciales. La primera está a cargo del fiscal Jorge Di Lello, especializado en temas electorales, e indaga posibles irregularidades en la recaudación de dinero para la última campaña electoral.

La segunda causa trabaja en el falso aporte de 500 personas que son beneficiarias de planes sociales “Argentina Trabaja y “Ellas Hacen” en el Conurbano Bonaerense. Los implicados negaron haber aportado entre 300 y 1500 pesos en la campaña y ser afiliados a Cambiemos, como figura en las actas.

Una tercera denuncia, presentada en La Plata durante la semana pasada, le apunta directamente a María Eugenia Vidal, como presidenta del PRO Bonaerense, y a funcionarios de la primera línea, como el Jefe de Gabinete, Federico Salvai, o la actual Contadora General de la Provincia, María Fernanda Inza, responsables, a distinto nivel, de la campaña de 2017.

ULTIMAS NOTICIAS