Se presentó en Diputados y señaló que la agencia "se había convertido en un espacio de militancia partidaria"

IMPRESENTABLE: LOMBARDI CULPO AL KIRCHNERISMO POR LOS DESPIDOS EN TELAM

(12 de Julio) A pesar de los rechazos y protestas, el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, volvió a justificó los 357 despidos en la agencia estatal Télam, al indicar que durante la gestión kirchnerista ese medio "pasó de ser de una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria", en tanto que los diputados de la oposición lo denunciaron por "persecución ideológica y sindical". El funcionario (ex Alianza de De la Rua) insistió en su apreciación cuando entre los cesanteados hay explícitos adherentes a Cambiemos y profesionales de reconocida trayectoria, lo que habla a las claras de un ajuste en los medios públicos. Lombardi ingresó a la sala más grande del anexo de la Cámara baja para asistir a la reunión de la comisión de Legislación del Trabajo en medio de un clima de tensión, con trabajadores que sostenían pancartas con la leyenda "No a los despidos".

Ante una oposición que lo esperó con munición gruesa, el funcionario estuvo escoltado por miembros del Directorio de Télam, encabezados por su presidente Rodolfo Pousá, el mismo día en que la Justicia desestimó una medidas cautelar para suspender precautoriamente los despidos. 

Luego de precisar que entre 2003 y 2015 la agencia "cuasi duplicó" su plantilla, pasando de 479 a 926 empleados, y que más de 50 fueron incorporados "en un sólo día de noviembre del 2015", Lombardi repasó otros "desmanejos" que su juicio derivaron en la decisión drástica de desprenderse del 40 por ciento del personal.

"Resultan inadmisibles el nivel de ausentismo, la cantidad de francos no justificados, los cobros de adicionales injustificados y la bajísima productividad comparada con cualquier agencia internacional. Todos estos desmanejos mellaron el atributo más importante de una agencia de noticias: su credibilidad con la correspondiente pérdidas de abonados", indicó.

"La agencia pasó de ser una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria cuando no de operaciones políticas o privilegios individuales. Frente a este diagnóstico es obligación de las autoridades de Télam producir un reordenamiento profesional que nosotros hemos aprobado, que no sólo protege el interés de todos los argentinos sino que brinda viabilidad a la empresa en los años por venir", sostuvo.

Acto seguido, el secretario con rango de ministro le atribuyó responsabilidad por los despidos al kirchnerismo por el "uso prebendario y abusivo de recursos del Estado", que consideró "una estafa a los contribuyentes y una estafa a los propios empleados que sufren las consecuencias".

También abrió fuego contra la comisión interna de Télam al denunciar la "congestión sindical" que había con 60 empleados amparados en sus "fueros gremiales", al tiempo que cuestionó "las 61 medidas de fuerza" que -según indicó- se adoptaron en los últimos dos años y medio para advertir sobre distintas situaciones conflictivas en la agencia: "un promedio de dos por mes", lamentó.

En su discurso, Lombardi no mencionó los motivos por los cuales el directorio no aplicó el procedimiento preventivo de crisis previo a la desvinculación de los trabajadores (un planteo formulado por el diputado del PRO Eduardo Amadeo), ni a qué razón se debió que los telegramas hayan sido enviados sin detallar causa de despido. 

Por su parte, Pousá recalcó que "parte del servicio de Télam no se ajustaba a criterios periodísticos profesionales", y se refirió a una "estructura funcional de recursos humanos sobredimensionada que complicó el futuro de la agencia".

ULTIMAS NOTICIAS