Conciliacion Obligatoria - News Gremial

Los máximos dirigentes gremiales refuerza alianza con el peronismo no kirchnerista
COMPROMISO DE PICHETTO PARA ABORTAR REFORMA LABORAL SIN CONSENSO DE CGT

(9 de Octubre) "El Senado nunca más se va a divorciar de los trabajadores. Si ustedes tienen una mirada favorable con los cambios que se hicieron en los últimos días, podemos avanzar en el dictamen", señaló un año atrás el jefe del PJ en el Senado y delegado de los gobernadores, Miguel Pichetto, para sellar la unión civil entre el justicialismo "racional" y el buró sindical -postderrota K de 2015-, en medio del debate sobre la ley de ART. La semana pasada los gremialistas volvieron al despacho del rionegrino para reforzar ese tándem y sumar protagonistas con poder al bautismo que se hará luego del 22-O junto a legisladores y gobernadores. De esta manera, el PJ tendrá en los mandatarios provinciales la terminal "política" del partido, mientras que el sindicalismo de la CGT quedará como la pata "laboral" de los bloques de Diputados y Senadores, de cara a la maratón parlamentaria que prepara el Gobierno desde el 10 de diciembre próximo, con el recambio legislativo consumado.


Con un Mauricio Macri que ya cranea una convocatoria global a todos los gobernadores -oficialistas y opositores-, el PJ apurará una cumbre partidaria post 22-O para delinear no sólo una estrategia de negociación del pack económico-tributario-fiscal, sino también para frenar el embate de Cambiemos ante una victoria nacional y efecto "ola amarilla". De ahí la convocatoria al Consejo al Consejo Federal de Inversiones.

Tras el convite de ayer, del que participaron los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, el buró sindical dejó claro que el Senado es "la instancia institucional fundamental que tiene el peronismo". 

También estuvieron presentes otros dirigentes gremiales como José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerardo Martínez, líder de Uocra (Construcción). Por el lado de los senadores, se mostraron Juan Manuel Abal Medina (Buenos Aires), Rodolfo Urtubey (Salta), Dalmacio Mera (Catamarca), Marina Riofrío (San Juan) y José Ojeda (Tierra del Fuego), mientras que por los diputados participaron Diego Bossio (Buenos Aires) y Luis Beder Herrera (La Rioja), quien llevó al gobernador de su provincia, el riojano Sergio Casas.

El festín de reuniones peronistas de esta semana en el Senado incluyó también el acercamiento de tres intendentes que en las PASO adhirieron a las listas de Unidad Ciudadana: Santiago Magiotti (Navarro), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Gustavo Menéndez (Merlo).

Más allá de temas trascendentales como coparticipación, direccionamiento de obras y cajas previsionales -entre otros puntos-, el PJ ya amplió su lupa en el tridente de artículos 89, 90 y 91 del Presupuesto. Por caso, el primero es el que reduce en $20.000 millones el capital social del Banco Nación para transferirlos al Tesoro, mientras que el segundo modifica un artículo de la ley orgánica del Banco Central y encendió las alarmas en cuanto a la viabilidad de permitir una cosa así.

Sin espacio para la virulencia ultrakirchnerista, el peronismo dio una especie de indulto light al Frente Renovador, con los llamados para que participe el diputado y economista Marco Lavagna. El objetivo del PJ es incorporar al trabajo parlamentario, en el corto y mediano plazo, a la mayor cantidad de legisladores que hoy responden a Sergio Massa, quien tras no cumplir varias veces con lo pactado en negociaciones legislativas -abusó de una política de "cheque en blanco" que nunca le fue delegada-, hastió a los cabalgadores justicialistas del Congreso.


Comparti esta nota en :