"Los dueños de la República es el pueblo"; dijo y afirmó que "hay mar de fondo" entre el gobierno y la central obrera

SCHMID ADMITIO MALESTAR DE LA CGT CON MACRI: "SON APENAS INQUILINOS DE LA CASA ROSADA"

(25 de Agosto) El triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid admitió hoy que hay “mar de fondo” entre la central obrera y el Gobierno nacional, tras la movilización del martes pasado, y advirtió que “los que están en la Casa Rosada son apenas inquilinos”, ya que “los dueños de la República son el resto del pueblo”. Además, afirmó que “las victorias no son buenas consejeras”, al referirse al buen resultado electoral que tuvo el oficialismo en las elecciones primarias y reiteró que las protestas “no tiene una intencionalidad política”. El dirigente también dio un mensaje para dentro y apuntó: “Lo peor que puede hacer el sindicalismo es dividirse” y aclaró que “así como lo plantea el Ejecutivo, nosotros también estamos abiertos al diálogo, pero siempre y cuando se nos escuche, cosa que hasta el momento no han hecho”.

El también titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) sostuvo que “hay mar de fondo con el Gobierno” por la realización de la marcha a Plaza de Mayo, que defendió al sostener que la central gremial llevó adelante “una agenda social, más allá de las interpretaciones que leí, que no se resuelve sólo con el voto sino con la resolución de los problemas”.

El dirigente sindical aludió así al resultado de las PASO del 13 de este mes, en las que el oficialismo resultó la fuerza más votada a nivel nacional y añadió que “la mejora en la democracia se ejercita todos los días”.

Como ejemplo de la demanda social, Schmid se refirió al programa de Reparación Histórica implementado por el Gobierno para actualizar la liquidación de haberes de los jubilados, y lo consideró ”insuficiente,” al recordar que “la mínima de los jubilados requiere un aumento urgente.” Y aclaró: “El gobierno se manifiesta muy contento con la Reparación Histórica pero es insuficiente, la mínima de los jubilados requiere un aumento urgente”.

En cuanto a otro de los triunviros de la CGT, Héctor Daer, que no estuvo en el palco de la marcha de esta semana, Schmid negó que no haya participado de la protesta al señalar que “estuvo con su columna”, aunque reconoció la existencia de “diferencias” sobre la conveniencia de la manifestación en la cúpula gremial. “Para definir la movilización hubo que caminar mucho y para poder hacer un paro hay que hablar mucho”, Schmid adelantó sobre los reclamos de una convocatoria a una huelga general contra el gobierno, al tiempo que explicó que la eventual decisión sobre un paro la tomará el Comité Central Confederal (CCC) el próximo 25 de septiembre.

Asimismo, el titular del gremio de Dragado y Balizamiento se refirió al desplazamiento del secretario de Trabajo Ezequiel Sabor, al manifestar que no le consta que haya favorecido la movilización, porque “ningún funcionario la quería”, dijo. Schmid recordó sobre ello que “el año pasado parecía que había una mesa de diálogo (con el Gobierno) que después se frustró por el sector empresario, pero si hay voluntad de diálogo le pediremos una audiencia a (al presidente) Mauricio Macri”.

ULTIMAS NOTICIAS