Conciliacion Obligatoria - News Gremial

El ministro de Producción dijo que es una "decisión puramente empresarial", sin hacer referencia a los casi 600 empleos que se pierden
GOBIERNO JUSTIFICO REPRESION EN PEPSICO Y AFIRMO QUE NO INTERVENDRA EN EL CONFLICTO

(14 de Julio) La violenta represión desataca contra los trabajadores de PepsiCo, que ocupaban la planta de Vicente López, no es ni más ni menos que la consecuencia de una política más preocupada por el mercado que por el ser humano. A esta altura del partido, la frase del presidente Mauricio Macri de generar “empleo de calidad y genuino” es un pobre slogan, tan devaluado como la pretenciosa meta de “Pobreza Cero”. Los funcionarios justificando el accionar de las fuerzas de seguridad es una señal para los inversores extranjeros de cuál es el camino a seguir y una muestra de sinceramiento porque Gendarmería y la Bonaerense fueron los ejecutores de las ordenes no del Poder Judicial, sino del Político. Para saber qué piensa Cambiemos, basta con remitirse a los dichos del ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien lamentó los hechos ocurridos en la planta de PepsiCo, pero adelantó que el Gobierno no intervendrá porque “es una decisión puramente empresarial”. En tanto, la fábrica está virtualmente militarizada por temor a un regreso de los cesanteados.


Cabrera subrayó: “No creo que tengamos que intervenir en una decisión que es puramente empresarial y que no tiene que ver con la salud de la empresa ni con se hayan tomado decisiones que la perjudiquen, es una decisión de logística”. Es decir, para un funcionario PRO, de los que venían a sostener los derechos, que te habían prometido que te iban a defender, los 600 trabajadores que quedan en la calle (a pesar de que cobren la indemnización doble) es un tema empresarial.

Además, el ministro de Producción consideró que PepsiCo “es una empresa que estaba en Argentina, que sigue en Argentina, que sigue invirtiendo, y que es una decisión técnica la que están tomando, es una decisión de mejora de productividad, ya que están llevando la planta de papas a dónde se producen papas (Mar del Plata)”.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, en tanto, aseguró que su par de Trabajo, Jorge Triaca, procura que todo termine "de la mejor manera posible".  Por lo ocurrido este jueves, la labor de Triaca en el conflicto ha sido pobre, por ser generosos con el calificativo. Días atrás, Triaca había señalado que no podía intervenir porque la decisión de la empresa ya estaba decidida, aunque no hizo referencia a las denuncias que presentaron los trabajadores por el accionar ilegal de la multinacional.


Comparti esta nota en :