Alertan sobre una "intencion persecutoria y de ajuste" hacia el personal del organismo

ATE DENUNCIA CESANTIAS Y RECISION DE CONTRATOS EN EL SENASA

(13 de Marzo) La Coordinación Nacional ATE-SENASA expresó su “enorme preocupación” ante “los despidos producidos en el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria” y “la rescisión de contratos”, como “el de un delegado electo de ATE”. El dirigente Jorge Ravetti informó que en la última reunión entre las autoridades del organismo y los directores regionales se informó que “el Ministerio de Agroindustria (ex Agricultura, Ganadería y Pesca) solicitó las planillas de viáticos del personal correspondiente a enero último” Y añadió:“Sería importante conocer si ello obedece a la necesidad de analizar, dimensionar y sincerar los muy magros salarios del personal del organismo para corregirlos o si prima una clara intención persecutoria y de ajuste. Se impulsan denuncias anónimas que potencian la hipótesis para hacer drásticos recortes”.

Ravetti sostuvo que la actual gestión se reúne de forma periódica con “los sectores privados que hay que controlar y fiscalizar (Sociedad Rural Argentina, CARBAP y Cámara de la Industria) para analizar y delinear qué SENASA requieren esos sectores y poderosos intereses, que impulsaron a quienes lo conducen”.

Para el dirigente, CARBAP realizó recientemente una encuesta con la Sociedad Rural, que será presentada en el SENASA con “los reclamos de ese sector a fin de que exista un organismo que responda a esos mezquinos intereses corporativos”, señaló.

“La lucha y esfuerzo que costó recuperar para el Estado las funciones de las barreras patagónicas (antes tercerizadas) pareciera desvanecerse ante las claras intenciones de la actual gestión de reflotar el FUNBAPA y devolverle protagonismo en los controles. O sea, reimpulsar la tercerización de funciones”, dijo.

Los estatales repudiaron “los despidos porque para que el SENASA sea eficiente necesita más trabajadores y no menos” y se opusieron a “las injerencias de los privados que debe fiscalizar en la organización estratégica del organismo”.

También rechazaron “la persecución de los trabajadores con prácticas intimidatorias y elevando denuncias anónimas, previamente impulsadas con malicia”, y “el ajuste y recorte presupuestario y de viáticos de personal con haberes paupérrimos”.

Ravetti demandó “la apertura de la paritaria sectorial, que la ATE exige desde hace siete años, un organismo de cara a los trabajadores y la sociedad y salarios dignos y sin injerencia de los privados controlados”, por lo que convocó a la totalidad de los empleados nacionales a realizar asambleas y comenzar a construir “un paro contundente en el territorio argentino”.

ULTIMAS NOTICIAS