El delegado ferroviario Pablo Díaz solicitó que se revea la sentencia mediante el "recurso de queja"

LA CAUSA POR EL ASISESINATO DE MARIANO FERREYRA LLEGO A LA CORTE SUPREMA

(13 de Febrero) La causa por el homicidio del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, por la que fueron condenados el sindicalista José Pedraza y otros miembros de la Unión Ferroviaria, llegó finalmente a la Corte Suprema de Justicia por la vía de un “recurso de queja”. Fuentes judiciales precisaron que los abogados del delegado ferroviario Pablo Marcelo Díaz, condenado a 18 años por el homicidio, presentaron un “recurso directo” ante el máximo tribunal, para obtener una revisión de la sentencia. Se trata de los abogados Federico Figueroa y Mario Frenzel, quienes presentaron el último recurso posible para que el caso pasara a la órbita de la Corte Suprema, que antes que nada debe resolver si el planteo es “admisible” o no.

A fines del año pasado, la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal que rechazó un “recurso extraordinario” presentado por las defensas de los condenados, obturando así la vía normal para que un expediente llegara a la Corte. Sin embargo, las defensas tienen ante ese escenario, la posibilidad de plantear un “recurso de queja”, de improbable éxito, para llegar al máximo tribunal, y eso fue lo que hicieron en este caso los abogados de Díaz.

Frenzel y Figueroa consideraron que "la decisión adoptada es arbitraria en los términos de la doctrina explicitada en la materia por la Corte Suprema de Justicia de La Nación, porque solamente contiene fundamentos aparentes y omite tratar cuestiones sustanciales planteadas”.

“No se han tratado de ninguna manera, tanto en la resolución que se impugna y en el dictamen fiscal a la cual se remite, los agravios explicitados que consisten sustancialmente en exceso de jurisdicción; discordancia entre los votos para conformar un fallo válido; invalidez del fallo por ausencia de deliberación", añadieron.

El tribunal oral 21 condenó en 2013 a 15 años de prisión al ex secretario del gremio ferroviario José Pedraza y a su segundo, Juan Carlos Fernández; a Cristian Favale y Gabriel Sánchez, a 18 años, al igual que Díaz; Jorge Daniel González y Francisco Pipitó, a 11 años y Claudio Alcorcel, a ocho.

Mariano Ferreyra fue asesinado el 20 de octubre de 2010 durante una protesta de trabajadores tercerizados del ferrocarril Roca en el barrio porteño de Barracas, a la que había asistido como militante del PO en solidaridad con los manifestantes. Una patota integrada por afiliados a la Unión Ferroviaria atacó a los manifestantes: asesinó a Ferreyra y causó heridas de bala a otras tres personas.

ULTIMAS NOTICIAS